La vida, la rutina y el riesgo de no disfrutar

Publicado: 22 abril, 2010 en Vida y Desarrollo

Hay días en que definitivamente necesitas un cambio, y cuando digo cambio me refiero a un ambiente distinto, a una aventura que nos saque de la monotonía  y nos permita apreciar las cosas de una manera distinta para que cuando regresemos a la realidad podamos darnos cuenta de si lo que tenemos es lo que queremos o simplemente estamos desperdiciando este tiempo prestado al cual llamamos vida.

Porque de la reflexión? No se… ayer que llegue a mi casa me interne a mi cuarto como cual huésped vive en una casa y como no he tenido tiempo de ver televisión decidí ver si encontraba algo interesante que ver, después de cambiar de canal en canal y bombardeado de publicidad, sexo, violencia y caricaturas que la verdad yo no les encuentro sentido alguno, me encontré con una película muy interesante que capto mi atención, no por completo porque no la termine de ver ya que me desespere y salí a caminar para despejar mi mente, pero lo poco que logre ver me gusto.

Trataba de una mujer con una profesión exitosa, era profesora de una universidad de renombre en los Estados Unidos y sus obras, clases y demás eran reconocidos y respetados entre los estudiantes y docentes de distintas universidades. Luego de lograr alcanzar una cumbre de supuesto éxito el Cáncer toco a su puerta y su vida cambio repentinamente, todos sus planes de vida se derrumbaron y su éxito en este caso no sirvió de absolutamente nada. Ella tenía un Cáncer avanzado en los ovarios y es sometida a un tratamiento experimental de quimioterapia que posiblemente erradicaba su cáncer o por lo menos le daba mas tiempo de vida.

La situación es la siguiente, ella empieza a narrar su vida en el hospital y como poco a poco esas cuatro paredes de la habitación, un sofá y una televisión se volvían cada vez mas diminutos, monótonos y desesperantes de vivir, por lo que ella en vista que no puede abandonar el hospital busca diferenciadores que logren sacarla del eterno aburrimiento y la depresión que un hospital puede generar. Ella empieza a redactar un libro mental de  su vida en el hospital y una descripción detallada de cada actividad y proceso, como los doctores y estudiantes de medicina la observan como un libro de experimentos y como ella disfruta la ignorancia y falta de tacto de muchos doctores hacia sus pacientes. Es en ese momento que ella olvida las 4 paredes y empieza a disfrutar de su estadía en el hospital como “experimento” y de lo que le queda de vida.

La verdad ahí deje de ver la película, apague el televisor y las luces y me puse a darle vueltas a la película en mi cabeza, de como nosotros a veces o mejor dicho  casi siempre caemos en la monotonía de vida y nuestras habitaciones u oficinas tienden a ser un simple cuarto de hospital el cual si no logramos encontrar un diferenciador a nuestras actividades, nos puede llegar a deprimir y generar pensamientos impositivos y malas actitudes hacia con nosotros mismos y no digamos los demás.

Esta bien trabajar, a mi en lo personal me fascina, y tener actividades que nos definan, pero es muy peligroso cuando llegamos a nuestras casas y todo se vuelve rutinario, ya no le encontramos interés a las cosas y lo mas peligroso de esto es que perdamos el sabor por la vida. Esta vida es temporal, tiene un inicio y un final incierto, es por ello que tenemos que disfrutarla, y mas que ello ser creativos con nuestras vidas. Ser creativos es el poder encontrar que es lo que nos gusta o buscar nuevas experiencias que nos puedan gustar y si no logran satisfacernos pues ahí esta el asunto, el intentar y eso nos saca de la rutina, de lo que siempre apuntamos o queremos hacer, no dejar robotizarnos por esta sociedad en que todo, digo todo nos enmarca en la famosa monotonía.

No con esto digo, hagan deporte extremo, salgan todos los fines de semana a lugares distintos, viajen etc… si pueden hacerlo bien por ustedes pero muchos tenemos limitaciones económicas que no nos lo permite, pero si podemos hacer de nuestro entorno y actividades diarias cosas que nos diferencien y nos

distraigan por un momento de las mismas. Hay una y mil actividades que podemos hacer, no obstante no todas son buenas, muchas de ellas nos llevan a vicios a situaciones que quizá empeoren la situación, es por ello que hay que ser prudente y como repito CREATIVOS.

Hay un dicho que dice, “Deja de pensar y empieza a vivir” que a mi me fascina y aunque aún me falte mucho por aprender a salir de la rutina estoy empezando a dar mis pasos para salir de ella y buscar diferenciadores para disfrutar y vivir mi vida plenamente.

“Un viaje de mil millas empieza dando un simple paso” – Lao-Tzu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s