Cuando nos llueve sobre mojado

Publicado: 2 mayo, 2010 en Vida y Desarrollo

Muchos de nosotros usamos este termino, “me esta lloviendo sobre mojado” cuando afrontamos una serie de problemas o situaciones difíciles y sobre estas situaciones surgen otras que vienen a complementar el problema y lo que se logra es una acumulación de problemas que nos provocan descontento, enojo, decepción, tristeza y depresión.

Así es como podría describir yo la frase “CUANDO NOS LLUEVE SOBRE MOJADO”, porque me ha llovido y no ha sido un chipi, chipi como decimos nosotros los chapines a una pequeña lluvia o brisa, si no que han sido chaparrones sobre chaparrones que se les une una granizo y de los buenos.

Porque del tema? Pues porque últimamente he sido victima de la frase o dicho y me sentí en la necesidad de poder compartir un poco mi punto de vista. No voy a entrar en detalles de que me ha sucedido, solamente les doy un resumen por sobre encima; este mes ha tenido problemas de toda índole: laborales, económicos, sentimentales, familiares, de salud y existenciales como tal, pero como soy muy bueno en el tema de hipocresía nunca me gusta aparentar mi estado de ánimo ni mucho menos demostrar que algo sumamente molesto esta sucediendo dentro de mi.

Pues en vista de todo esto me puse a reflexionar de porque nos pasa esto? Que puedo hacer para salir de esta situación que me esta hartando? Y después de varios días de darle vuelta a las cosas y cada día un nuevo problema surgía llegue a una conclusión y explicación de las cosas.

Me recordé de una vez que estaba lloviendo fuertísimo,  yo estaba en 1er año de la Universidad y no tenía carro porque lo había chocado, la situación es que me iba en Bus cuando no conseguía alguien que me llevara o me trajera de vuelta a mi casa. Ese día en particular no tenía nadie que me llevara de regreso por lo cual aborde el autobús, en eso empezó a llover, pero a llover fuertísimo y las ventanas del bus estaban abiertas y mientras todos las cerrábamos nos mojamos, yo estaba molesto por no tener mi carro, por que nadie me había hecho el favor de llevarme, porque la mochila que tenía en ese tiempo no era impermeable y además había perdido un laboratorio de programación. Mi día no era bueno y para mas colmo empieza a caer granizo, granizo del fuerte y el bus se tardo 2 horas en llegar a mi casa que por lo regular son 40min a lo mucho.

De lo que me puse a reflexionar de ese recuerdo fue que hice cuando me baje del bus? Porque aún seguía lloviendo con granizo y el granizo era tan fuerte que te pegaba en la cara y ardía. Lo que tuve que hacer es pararme debajo de un techito por pequeño que fuera me cubría de la lluvia en su mayoría, pero luego entro el dilema, si quedarme ahí a esperar que la lluvia pasara, o simplemente correr y arriesgarme de que todas mis cosas se mojaran, que el granizo me pusiera mas de mal humor y algo que detesto que se me mojen los calcetines. El quedarme en el techo era lo mas coherente, pero tenia la presión que tenia que estudiar para un parcial al día siguiente y que tenia mucho frío por estar mojado. Decidí arriesgarme y correr, corrí y hacia paradas en cada techo, para descansar y no mojar mis cosas que constantemente las revisaba. Al final de cómo 5 tiendas, 2 tortillerías y un par de laminas en las que pare logre llegar a mi casa.

Ahí me recibió mi madre con ropa limpia, me seco por completo, me dio una taza de mosh caliente, saco mis cosas de la mochila y puso a secar aquellas que se habían mojado un poco y ordeno el resto en mi habitación. En ese momento yo me sentía en el paraíso, mi madre me dijo descansa un rato y luego te pones a estudiar, pero descansa.

A lo que voy con esta historia es lo siguiente, la lluvia es inevitable y lastimosamente a veces es muy fuerte, incomoda, molesta, fría y corres riesgos grandes de caminar bajo de ella, pues así son los problemas de la vida, son inevitables, son un proceso para purificarnos como ser humanos y aprender a ser mejores. Pero que hacemos cuando son tantos los problemas y es una situación que se torna dolorosa y riesgosa a la vez? Siempre en los problemas vamos a encontrar momentos de descanso en el cual podemos refugiarnos, para evitar aún mas problemas, pero este refugio no es para siempre, no podemos quedarnos ahí a esperar que pase todas las cosas, porque pueda que no se vayan o simplemente si lo hacen será ya muy tarde para lograr lo que queremos de nosotros. Tenemos que arriesgarnos, tomar un respiro y salir sabiendo que al final te espera algo bueno, talvez no sea algo perfecto, que hubiera querido yo que mi madre me recibiera con un plato de mi comida favorita, una película de estreno, que me dijera no estudies, no hay problema si perdes y además me hubiera apapachado todo el día. Pero no fue así, yo recibí lo necesario, pero esas cosas para mi fueron la gloria aún cuando eran algo muy normal pero fue con amor y compasión.

Es eso lo que nos espera de cuando nos “Llueve sobre mojado” tenemos que arriesgarnos y salir bajo la lluvia, total mojados ya estamos, nos va arder el granizo, nos vamos a sentir mal, posiblemente nos enfermemos pero al final llegamos a donde queremos y todo cambia, todo es diferente y reflexionas y decís la pena valió correr el riesgo, que hubiera sido de mi se me hubiera esperado a que la lluvia pasara, ese día dejo de llover hasta la media noche, talvez me hubieran asaltado, o talvez la lluvia hubiera parado y caminaría tranquilo. Pero son cosas que no sabemos si van a suceder porque no somos Dioses para conocer las cosas a cada momento.

Conozco que la situación es difícil y que muchas veces sentimos que ya no podemos mas, que estamos hartos y no queremos saber nada de lo que pasa e inclusive la vida como tal. Pero es que es inevitable, pero nosotros tenemos que sacrificar para poder alcanzar, salir bajo esa tormenta de problemas y luchando, corriendo, soportando y aguantando, pero nunca darnos por vencidos y llegar a donde queremos llegar o a donde Dios nos quiera llevar. En vista a esta situación que actualmente estoy pasando, opte por compararme un libro y empezar a leerlo se llama “ESTE ES TU MOMENTO” de Joel Osteen y el menciona que cuando pensamos que todo se nos viene encima, que no podemos nada, que hemos perdido nuestra fé por completo, nos damos cuenta que este es el momento para salir adelante y brillar. Yo estoy luchando para poder aprender a brillar en esta y todas las situaciones similares o aún peores que se presenten, pero a no darme por vencido y a pensar positivamente para salir adelante a pesar del dolor y todo pero no quedarme a esperar que todo se solucione, mas bien yo luchar y accionar para que las situaciones se solucionen.

Atrevámonos a luchar, a arriesgar y a brillar en los momentos mas obscuros de nuestras vidas, porque todos los días son nuestros momentos, son momentos para demostrar que podemos TRIUNFAR!!!

Anuncios
comentarios
  1. Isabel dice:

    A cada momento del día tienes el poder de elegir:
    -Puedes elegir si pensar en los gastos, ó agradecer los ingresos.
    -Puedes elegir si quieres preocuparte, ó relajarte.
    Tienes el poder de elegir lo que gustes pues nadie tiene acceso a tu mente.
    Solo tú y nadie más puede operar ese cambio en tu vida
    Cuando “te llueva sobre mojado” agradece a Dios, recuerda que todo lo que nos pasa, tiene un proposito, una leccion, un mensaje? al final somos nosotros los que debemos hacer un alto y estar alertas al mensaje, al proposito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s